Volver

Unidad de Ictus

En el Ictus "TIEMPO ES CEREBRO"

La clave del ÉXITO en el Ictus es la RAPIDEZ con la que se detectan  los síntomas y se inicia el tratamiento.

Conozca los síntomas y actúe rápido.

¿Qué es un Ictus?

El Ictus es un trastorno brusco del flujo sanguíneo cerebral que altera de forma transitoria o permanente la función de una determinada región del cerebro.

Se distinguen dos tipos de Ictus:

- Ictus isquémicos o infarto cerebral: se producen por obstrucción de un vaso sanguíneo que determina una pérdida de flujo sanguíneo local.

- Ictus hemorrágicos o hemorragia cerebral: se produce por rotura de un vaso sanguíneo determinando sangrado local.

El Infarto cerebral es lo más frecuente, corresponde el 85% del total de los Ictus.

 

¿Qué personas tienen mayor riesgo de tener un Ictus?

El Ictus es una enfermedad muy frecuente, uno de cada 6 españoles tendrá un Ictus a lo largo de su vida. Puede ocurrir a cualquier edad pero con más frecuencia a partir de los 65 años.

Las causas más frecuentes de Ictus son la arterioesclerosis, ya que produce un estrechamiento de las arterias que llevan la sangre al cerebro y las enfermedades de corazón. La hipertensión, el colesterol y el azúcar alto, el sobrepeso, no hacer ejercicio físico, el tabaco y el alcohol son los principales factores de riesgo para tener un Ictus, sobre todo si no se realiza un control médico.

 

¿Cómo puedo saber que estoy teniendo un Ictus?

Los síntomas del Ictus dependen de la región cerebral afectada, de forma características se presentan de forma repentina, brusca, en segundos o minutos. Los más frecuentes son: pérdida de fuerza o sensibilidad en un lado del cuerpo, que puede afectar a  la cara, brazo o pierna y en ocasiones a las tres regiones, alteraciones del lenguaje (dificultad para expresarse o comprender, problemas para pronunciar palabras), dificultad para caminar con inestabilidad o desequilibrio, falta de coordinación en extremidades, problemas visuales (visión doble, pérdida de visión en uno a ambos ojos) y dolor de cabeza súbito que nunca ha tenido.

Si sospechamos que una persona está sufriendo un Ictus podemos realizar tres maniobras muy sencillas. La primera es pedirle que sonría. La segunda es pedirle que extienda los brazos y los mantenga 10 segundos arriba. La tercera es pedirle que repita una frase. Podemos pensar que la persona está sufriendo un Ictus si:

Es muy importante conocer que los síntomas del Ictus pueden ser transitorios, es decir durar minutos-horas, pero SIEMPRE hay que acudir a Urgencias, porque las posibilidades de que se repita en las siguientes horas son muy altas y podría ser fatal.

 

¿Qué tengo que hacer?

En  cualquiera de los supuestos anteriores debemos llamar al 112 y pedir ayuda, informando de que la persona podría estar padeciendo un Ictus. Si lo síntomas han remitido acuda cuanto antes a Urgencias del Hospital.

 

¿Cuál es el tratamiento del Ictus?

En los últimos años se han producido importantes cambios en el tratamiento del Ictus. El ingreso de los pacientes en Unidades de Ictus y la aplicación de tratamientos especializados en las primeras horas desde el inicio de los síntomas han demostrado científicamente disminuir la mortalidad y las secuelas neurológicas tras un Ictus como por ejemplo: pérdida de fuerza en un lado del cuerpo, dificultad para hablar, imposibilidad para caminar, problemas visuales, pérdida de facultades cognitivas (memoria....) etc

Por todo esto, es de vital importancia acudir al hospital lo antes posible tras el inicio de los síntomas, esto puede cambiar de forma muy significativa las consecuencias de su Ictus.

 

¿Cómo funciona la Unidad de Ictus del Hospital de Torrejón?

Desde Abril de 2015 el Hospital de Torrejón dispone de Unidad de Ictus y neurólogo de guardia 24 horas los 365 días del año.

Está situada en la planta 2300, consta de 4 habituaciones individuales situadas enfrente de control de enfermería, en ellas se realiza una vigilancia neurológica exhaustiva por el neurólogo y personal de enfermería entrenado así como un control estricto las constantes vitales (tensión arterial, frecuencia cardíaca y temperatura) a través de un monitor, que además realiza electrocardiograma de forma continua para detectar problemas cardiacos asociados al Ictus.

La estancia en la Unidad de Ictus habitualmente es entre 1 y 3 días, posteriormente el paciente pasa a una habitación convencional próxima a la Unidad.

Como ya comentamos en el texto anterior el ingreso de pacientes con Ictus en Unidades de Ictus ha demostrado disminuir la mortalidad y las secuelas neurológicas.

 

¿Cómo se puede prevenir un Ictus?

Puede prevenir un Ictus debe controlar  lo que llamamos los factores de riesgo vascular que explicamos en el punto 2, siga las siguientes recomendaciones: