El Hospital Universitario de Torrejón asiste el parto del hermano del primer niño nacido en el centro

El Hospital Universitario de Torrejón ha atendido 12.900 partos desde su apertura en septiembre de 2011. Esta cifra coincide con el nacimiento de Hugo, hermano de Iker, primer niño nacido en el Hospital de Torrejón en octubre del 2011. El parto se desarrolló en la madrugada del 12 de octubre sin complicaciones de forma natural y fue atendido por el equipo de Ginecología y matronas del centro.

El hospital sigue un Programa de Parto Respetado en el que la madre puede decidir en todo momento como desea su parto, el personal médico interviene solo en aquellos casos en los que sea deseo de los padres, o se presente alguna complicación. Además, sigue un Programa de Piel con Piel tanto en partos vaginales como cesáreas, se fomenta el contacto de los padres y el bebé desde el primer momento, involucrando a la familia desde el nacimiento en los cuidados. En los casos que se realiza cesárea y la madre no está en condiciones de mantener el contacto con el recién nacido este primer contacto se realiza con el padre, que puede estar en todo momento acompañando a la madre sea parto natural o cesárea, aumentando así la tranquilidad de la mujer.

Familia primer niño de Torrejón

La Dra. Belén Santacruz, Jefa de Servicio de Ginecología y Obstetricia señala que "el equipo de Maternidad del Hospital se siente muy orgulloso. El centro tenía en su apertura el objetivo de atender entre 1.000 y 1.400 partos anuales y en estos momentos rozamos los 2.200 partos de media al año, esto produce una alta satisfacción personal. Cabe destacar que contamos con un índice de cesárea muy bajo, 15% desde inicio de 2017".

El Hospital Universitario de Torrejón cuenta con ocho paritorios en los que la madre realiza la dilatación, el expulsivo y la recuperación. Entre ellos, existe un paritorio con bañera, las madres pueden escoger esta opción cuando ni el embarazo ni el parto presenten ninguna complicación, y las madres pueden realizar, no solo la dilatación, si no también el expulsivo dentro del agua. Caridad Amador, supervisora del área materno-infantil del hospital explica que "cada vez son más las madres que desean dar a luz en el agua, se deben presentar unos requisitos muy específicos pero si todos ellos se cumplen no hay impedimento para que realicen el expulsivo dentro de la bañera. Además, tratamos de humanizar el parto al máximo, ofreciendo a las madres todo tipo de comodidades, como pelotas, colchonetas, o sillas de parto para que escojan la manera más cómoda para ellas".