Quantcast
Los niños del Hospital de Torrejón acuden a pruebas y quirófano

Los niños del Hospital de Torrejón acuden a pruebas y quirófano en triciclo

El Hospital Universitario de Torrejón introduce los kiciclos, triciclos fabricados por la Fundación Juegaterapia, para desplazar a los niños hasta quirófano y para el traslado por el hospital durante su ingreso. El objetivo de trasladar de este modo a los más pequeños es minimizar los miedos a los que se enfrentan ante una cirugía, así como reducir la ansiedad que les provoca el enfrentarse a algo desconocido. Por otro lado, los niños hospitalizados en planta pediátrica acudirán a sus pruebas médicas montados en estos triciclos, siempre y cuando la situación del pequeño lo permita.

KiciclosLos kiciclos son similares a un triciclo tradicional, con la comodidad de estar adaptado para transportar suero, o los recipientes de medicación que el niño precise, y calibrados para su perfecto movimiento. Todas estas adaptaciones permiten que los pequeños puedan ser trasladados por el hospital o que jueguen con los mismos con total seguridad. El Hospital Universitario de Torrejón incorpora los kiciclos gracias a una donación realizada por Indra, que logró la recaudación a través de una chocolatada benéfica.

Ignacio Martínez Jover, director gerente del Hospital Universitario de Torrejón señala que "desde nuestro centro trabajamos activamente para lograr una asistencia sanitaria humanizada. Para ello, tratamos de que nuestros pacientes y sus cuidadores tengan una estancia hospitalaria lo más cómoda posible. El Hospital trabaja en su Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria a través de un Comité de Humanización que implica a diversos servicios. Continuaremos trabajando en nuevas líneas de actuación para continuar curando y cuidando a nuestros pacientes".

El Servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Torrejón cuenta con diversos proyectos enmarcados en el Plan de Humanización de la Asistencia Sanitaria. Entre las distintas actividades y acciones se encuentra la sala de cine con proyección de películas cada día, una sala de juegos, videoconsolas en las habitaciones, un mago de Abracadabra quien realiza una sesión de magia al mes, etc. El objetivo de todas estas actividades es conseguir que la estancia en el hospital sea lo menos traumática posible para los niños, ya que se enfrentan a una situación desconocida que les puede provocar temores, y traumas.