El Hospital de Torrejón opera 2.500 pacientes de cataratas con cirugía microincisional

El Hospital Universitario de Torrejón ha incorporado a su arsenal quirúrgico una técnica microincisional para el abordaje de la cirugía de cataratas aumentando la precisión y reduciendo el impacto sobre el paciente. "Hemos intervenido más de 2.500 pacientes que tenían un problema de cataratas y que ahora vuelven a ver con normalidad. Y lo hemos hecho aplicando la técnica más avanzada en este campo de la cirugía oftalmológica, la cirugía microincisional, de modo que los pacientes han podido regresar a sus casas el mismo día de la intervención y con el problema de salud completamente resuelto", ha explicado el Dr. David Antolín, jefe de Oftalmología del Hospital Universitario de Torrejón.

Cirugía microincisional de la catarata

Reportaje de Telemadrid sobre la técnica haciendo click aquí

La cirugía es la mejor alternativa terapéutica cuando el cristalino del ojo desarrolla cataratas. En las cataratas el cristalino, que normalmente es transparente, se vuelve opaco y reduce la capacidad visual, bloqueando la entrada de luz en el ojo. "El procedimiento es totalmente indoloro y, aunque muchas veces se relaciona esta intervención con los pacientes de más edad, lo cierto es que los cirujanos del Servicio de Oftalmología del Hospital de Torrejón hemos intervenido desde pacientes con 6 meses de edad hasta personas con 98 años", ha señalado el Dr. Antolín.

La tasa de éxito terapéutico ha sido total. "Diría que el 99,9 por ciento de los pacientes, por no decir el 100%, han recuperado la vista por completo sin complicaciones tras la intervención, la técnica es segura y los especialistas del Hospital de Torrejón están perfectamente formados y preparados para realizar este tipo de cirugía avanzada".

El tratamiento microincisional de la catarata reduce el tamaño de la incisión sobre el ojo y permite que los pacientes se recuperen mucho antes. "La incisión sobre el ojo tiene un tamaño de 1 milímetro; la intervención se realiza con un equipo de alta tecnología que nos permite manejarnos en esas dimensiones tan reducidas gracias a una técnica quirúrgica modificada". Los pacientes son los máximos beneficiarios de la técnica, ya que en el mismo día pueden regresar a su domicilio y recuperar su actividad habitual, con leves modificaciones. "Ofrecer calidad a los pacientes significa ofrecerles la técnica más avanzada y el profesional mejor formado para realizar la intervención, porque eso nos permite poner a disposición de toda la población los mejores resultados clínicos. Cuando un paciente sufre cataratas, su calidad de vida se resiente y precisa una solución segura y que afecte mínimamente a su actividad habitual. La calidad visual es una parte fundamental de la calidad de vida. En nuestro caso, estamos convencidos de que la cirugía microincisional de la catarata (MICS) es la alternativa más segura y eficiente para nuestros pacientes y nuestros cirujanos se han formado específicamente en esta técnica para alcanzar el mayor nivel de pericia posible", ha concluido el Dr. Antolín.

Galería de imágenes