Cuando mimar y acompañar al paciente oncológico en su tratamiento es una prioridad

· El Hospital Universitario de Torrejón entrega a los usuarios del hospital del día un "kit" con una mochila que incluye una guía del proceso, un cuaderno para dudas y anotaciones, unos calcetines térmicos y una crema hidratante.


· El Plan de Humanización del hospital mejora el tratamiento personalizado de pacientes oncológicos, ofrece una visita previa a áreas que frecuentarán con la quimioterapia y actividades sobre alimentación, ejercicio y cuidado de la piel.

TORREJÓN DE ARDOZ, 20.02.2020.- El diagnóstico de un cáncer es golpe duro para cualquier persona y su entorno. El paciente se encuentra de repente con la perspectiva de un tratamiento largo, información médica compleja, muchas dudas y aún más incertidumbre. Y para intentar hacer de este proceso una experiencia lo más amable y llevadera posible y reducir la ansiedad de pacientes y familias, el Hospital Universitario de Torrejón ha diseñado un Plan de Cuidado Integral para pacientes oncológicos del hospital del día, liderado desde Enfermería, y que se enmarca en el Plan de Humanización de la atención sanitaria en todos los hospitales del grupo Ribera Salud.

Cuando el paciente llega al hospital de día desde la consulta del oncólogo o el hematólogo para iniciar el tratamiento, "es importante que sepa y sienta que no va a estar solo y que vamos a cuidarle y a hacer todo lo posible por curarle, con los mejores profesionales a su disposición", asegura la coordinadora de Enfermería del Hospital de Día de Torrejón y líder del proyecto, Irene Abad.

Este plan de cuidados comienza nada más llegar al hospital de día. El personal de Enfermería que se le asigna organiza la presentación del equipo multidisciplinar que le atenderá, entre otros un hematólogo, un oncólogo y un enfermero/a gestor de su caso que le ayudará con las citas y a quien puede llamar desde casa para consultar cualquier duda sobre efectos secundarios. Además, se le entregará un "kit de bienvenida", pensado para facilitar el tratamiento y hacer más confortable la estancia de los pacientes durante las horas de estancia en el hospital. Este kit incluye una mochila para guardar la documentación y los informes que se le facilitan, así como una guía del proceso que, según explica la coordinadora de Enfermería "recoge a modo de resumen las recomendaciones e indicaciones más relevantes para los pacientes durante estos tratamientos tan especiales, incluido cómo gestionar y prevenir los efectos secundarios". También se han añadido un cuaderno para anotaciones y un lápiz donde se pueden notar los teléfonos importantes, las citas, las indicaciones y recomendaciones de los profesionales y las dudas del paciente, así como crema de manos, porque los tratamientos utilizados provocan sequedad en la piel, y unos calcetines términos antideslizantes, para mitigar la sensación de hipotermia y mejorar el confort de los pacientes.

Este plan de cuidados organiza con el paciente y su entorno la asistencia a actividades que contribuyen a mejorar su autocuidado durante el tratamiento, por ejemplo, con consejos sobre alimentación, ejercicio y cuidado de la piel, mejorando su calidad de vida y evitando visitas a Urgencias.

La atención personalizada a los pacientes oncológicos permite, según explica la coordinadora de este plan de cuidados especiales, "detectar inmediatamente las necesidades del paciente y ofrecerle una solución, lo que además ayuda a disminuir la ansiedad que genera la incertidumbre ante un tratamiento que no saben a ciencia cierta cómo les va a afectar". La coordinadora de Enfermería insiste en que "para nosotros es muy importante valorar el estado del paciente cuando llega al hospital y también cuando se va, para adelantarnos a sus necesidades y ofrecer una atención excelente, que es lo que se merecen nuestros ciudadanos". Además, añade, "el personal de Enfermería estamos siempre a su disposición y somos el nexo de unión entre el paciente y el equipo multidisciplinar que le atiende durante las distintas fases del proceso".