Quantcast
El Hospital Universitario de Torrejón celebra la vida con

El Hospital Universitario de Torrejón celebra la vida con mascarillas y lazos rosas en el Día Mundial del Cáncer de Mama

·         Con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama, los profesionales del hospital lucieron mascarillas rosas y lazos para acompañar a las pacientes de la Unidad de Mama del centro.

·         La Unidad de Mama del hospital se engloba dentro del Área de la Mama de Ribera, que cuenta con un equipo multidisciplinar formado por más de 50 profesionales y ofrece atención rápida y cercana a las pacientes.

 

El Hospital Universitario de Torrejón celebraron ayer el Día Mundial del Cáncer de Mama y la fortaleza de las mujeres que afrontan un diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad facilitando mascarillas y lazos rosas a todos sus profesionales.

Concienciados de la prevalencia de este tipo de cáncer, el más numeroso entre las mujeres, el centro ha querido visibilizar durante esta semana el camino que recorren junto con las pacientes y el esfuerzo conjunto para superar la enfermedad luciendo mascarillas y lazos rosas desde las consultas, controles de hospitalización, servicios médicos y quirúrgicos, y puestos de admisión. De esta manera, todos los que ayer acudieron al centro tomen conciencia de la importancia de la prevención.

La mejor garantía de que una mujer no va a tener un cáncer de mama es ir al cribado cuando la llamen”, asegura la Dra Julia Campos, directora corporativa del Área de la Mama de Ribera y coordinadora de Radiología en una de las presentaciones del Área de la Mama, en la que se engloba la Unidad de Mama del Hospital Universitario de Torrejón.

El Área de la Mama de Ribera ha revolucionado el diagnóstico del cáncer de mama al poner en marcha, entre otros, un proyecto piloto, único en España, para realizar la firma genética en la biopsia inicial, en el tejido sobre el que se realiza el diagnóstico de cáncer. Hasta ahora, este estudio se realizaba en el tejido procedente de la extirpación quirúrgica, que es el procedimiento habitual. El proyecto se ha organizado para obtener los resultados en un tiempo récord, aproximadamente 48 horas, y no los 15 días habituales en este tipo de estudio genético.

Permite, no solo individualizar el diagnóstico – no de la enfermedad, sino de la enfermedad en ese paciente concreto que la está padeciendo – sino, además, individualizar el tratamiento que le vamos a dar, porque partimos de la base de que no hay dos enfermedades iguales por la sencilla razón de que no hay dos pacientes iguales”, asegura la Dra Laia Bernet, coordinadora de Anatomía Patológica del Área de la Mama de Ribera.

La Dra Bernet también subraya la importancia de contar con un equipo de profesionales procedentes de diferentes especialidades. “Hoy en día, el cáncer de mama no puede tratarse de otra manera que desde un punto de vista multidisciplinar”, opinión que comparte con el Dr Lorenzo Rabadán, coordinador quirúrgico del Área de la Mama de Ribera, que añade que “tratarse de un cáncer de mama pasa por la opinión de todo un equipo multidisciplinar de profesionales que aportamos mucha mayor riqueza al tratamiento de las pacientes. Son pacientes que van a tener un mejor pronóstico, con toda seguridad, al final de su tratamiento”, afirma.

cáncer