El Hospital Universitario de Torrejón, premiado por la Asociación de Pacientes con Alzheimer, Torrafal

El Servicio de Neurología del Hospital Universitario de Torrejón ha sido distinguido por la Asociación de Familiares de Pacientes con Alzheimer de Torrejón de Ardoz durante su gala anual. Esta distinción se sustenta en "el excelente trato, dedicación y constante disposición para atender las necesidades de los pacientes", de acuerdo a lo expresado por Torrafal. La Dra. Marta González Salaices, jefa del Servicio de Neurología del hospital, ha agradecido la distinción. "Resulta emocionante que los pacientes a los que estamos tratando de ayudar desde que abrimos nuestras puertas hace ya dos años valoren de un modo tan positivo nuestro trabajo. Sabíamos que los pacientes con patologías relacionadas con el deterioro cognitivo tienen unas necesidades muy particulares y hemos tratado de adecuarnos a la situación de cada persona para que pudiera recibir siempre la atención más adecuada a sus circunstancias, con el mejor trato y con la mínima espera posible".

Así, el servicio puso en marcha una consulta monográfica de deterioro cognitivo, liderada por la Dra. Miriam Eimil, por la que han pasado 743 pacientes en los últimos dos años. "Las funciones cognitivas tienden a deteriorarse con el paso del tiempo y en este sentido, el progresivo envejecimiento de la población es un factor determinante. En el caso del Alzheimer tengo que decir que el papel de la Asociación de Familiares de Pacientes con Alzheimer de Torrejón de Ardoz ha sido y es simplemente fundamental. Su trabajo es un ejemplo de cómo debe funcionar una asociación de pacientes y el hecho de poder trabajar con ellos nos ha ayudado a entender mejor qué necesitan y qué esperan de nosotros los pacientes", ha señalado la Dra. Eimil.

El Hospital Universitario de Torrejón y Torrafal suscribieron un convenio de colaboración poco después de que el centro empezase su actividad. Este convenio ha permitido que los pacientes con alzheimer se beneficien de la coordinación entre los especialistas del hospital y los recursos de la asociación, un asunto particularmente importante en el caso de los nuevos diagnósticos, ya que la asociación cuenta con un programa específico para amortiguar el impacto del diagnóstico y resolver las dudas no médicas que afectan a los pacientes en su vida cotidiana.