El servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Torrejón lanza besos a todos sus niños

13.05.2020. TORREJÓN DE ARDOZ.- En el marco del Día Mundial del Niño Hospitalizado, los profesionales del servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Torrejón han querido acompañar a todas las familias con niños ingresados a través de un emotivo vídeo para el que han contado con la colaboración de la cantante Conchita. La iniciativa, tanto en el día de hoy como en todos los días de su desempeño profesional, no es otro que visibilizar las necesidades especiales y la importante labor de familias y profesionales por hacer que la experiencia de los niños en el hospital tenga el mínimo impacto en su desarrollo emocional.

"Permanecer hospitalizado es un cambio drástico en la vida de cualquier persona. La ruptura de rutinas, modificación de hábitos y la estancia en un mismo lugar, junto al malestar físico, son factores que pueden incidir en el ánimo de los pacientes durante su estancia en el hospital", afirma el Dr Fernando Sánchez Perales, jefe de servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Torrejón. "Sin embargo, cuando los pacientes son niños, la experiencia es completamente distinta y sus efectos son poco predecibles. Los niños pueden percibirlo como un juego, como una etapa que se olvidará, o puede dejar una huella importante en su desarrollo", añade.

A través de un vídeo en el que ha colaborado el equipo asistencial al completo, pediatras, enfermeras, personal de apoyo e incluso alguno de los hijos de los profesionales, el centro llena un bote de besos de papel. Una vez lleno, los profesionales quieren compartir estos besos y su mensaje de cariño y esperanza con todos los niños y niñas que permanecen hospitalizados y con sus familias, puesto que, en gran parte, la experiencia de los menores durante su estancia en ingreso se ve influida tanto por el ánimo de sus padres como por la atención de los profesionales.
"Tenemos la responsabilidad de cuidar al paciente y a su familia, tanto en el plano físico como en el emocional", afirma Irene Fernández de la Torre, supervisora de Enfermería del servicio de Pediatría del hospital. "A través de juegos, canciones, sonrisas y cariño, hacemos posible que los niños reciban los cuidados necesarios para tratar su enfermedad, integrando a sus familias en su atención", añade.

Para crear el vídeo, los profesionales del hospital, han contado con la colaboración de la cantante Conchita que, además de poner ritmo a los besos de los profesionales y sus hijos con su canción "Un beso redondo", ha querido participar con un mensaje dirigido a los niños hospitalizados: "Que paséis un bonito día, que os lancen muchos muchos besos".

Un servicio que el coronavirus paralizó durante 24 días
Desde el pasado 14 de abril, en el servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Torrejón se respira un ambiente especial de alegría y esperanza. Debido al pico de contagios por coronavirus, el centro se vio obligado a modificar sus espacios y áreas de dedicación de sus profesionales para asistir de la manera más adecuada a los pacientes positivos por COVID19. Entre las medidas que se tomaron, el servicio de Pediatría se mantuvo inactivo y las Urgencias pediátricas se trasladaron al Hospital Universitario Infantil Niño Jesús de Madrid entre el 21 de marzo y el 13 de abril. Todos sus profesionales se volcaron en la atención de los pacientes de coronavirus.

"Fue una experiencia muy dura porque entre los equipos de Pediatría, los niños a los que atendemos y sus familias se generan vínculos especiales en los que es fundamental la confianza que se establece, no tanto como profesional, sino como ser humano", declara el Dr Sánchez Perales. "Pero no lo dudamos ni un minuto, porque era necesario formar un único equipo con el resto de compañeros del hospital", detalla.

Desde la reactivación del servicio, los niños vuelven a ser el centro del trabajo de estos profesionales y tanto el equipo médico como de enfermería vuelven a desarrollar su actividad dentro de una normalidad progresiva.
"Mantenemos las medidas de prevención de transmisión del virus, las distancias interpersonales y la higiene respiratoria y de manos. No podemos bajar la guardia", afirma Irene Fernández. "Pero estamos muy contentos de poder volver poco a poco a atender a nuestros niños y a sus familias", señala.

Puedes ver el vídeo aquí.