El servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Torrejón organiza la segunda edición de su curso solidario sobre la atención en Urgencias

El servicio de Pediatría del Hospital Universitario de Torrejón celebró la pasada semana la II edición de su curso solidario sobre Actualización en Urgencias Pediátricas en el salón de actos de la Casa de la Cultura de Torrejón de Ardoz con el objetivo de convertirse en un punto de encuentro entre profesionales sanitarios que atienden a pacientes en edad infantojuvenil. La organización del curso, que contó con todas las medidas de prevención del contagio frente a COVID-19, afirmó que con esta iniciativa se pretende “fomentar un espacio de debate para compartir experiencias, dudas e incrementar la colaboración de los profesionales que trabajan en Pediatría”.

La apertura del curso estuvo a cargo del Dr. Jesús de Castro, director gerente del Hospital Universitario de Torrejón, y del Dr. Hemir Escobar, jefe de Pediatría del centro. Ambos agradecieron la participación al casi centenar de asistentes y a la dirección del curso, así como destacaron el compromiso del hospital con la formación en el ámbito pediátrico y con la acción solidaria a la que van dirigidos los fondos recaudados.

Por su parte, el Dr De Castro recalcó que, tras los dos años difíciles que el hospital ha vivido, el centro continúa teniendo intacto su carácter abierto y colaborativo con instituciones y asociaciones de pacientes. “El objetivo de nuestro servicio es ser diferentes, empáticos y cercanos con nuestros pacientes, sus familias y sus necesidades. Teniendo en mente a los niños de Meki, estamos muy contentos de poder volver a celebrar este curso y sentir que estamos contribuyendo a mejorar su salud y el bienestar de sus familias”, subrayó el Dr Escobar.

Un proyecto solidario

Todos los fondos recaudados a través de las inscripciones del curso han sido destinados a la puesta en marcha de la Unidad de Vacunación de la Clínica Pediátrica Let Children Have Health en Meki, Etiopía, de la Fundación Pablo Horstmann. Con el importe donado gracias a las inscripciones de este curso se espera vacunar alrededor de 6.200 niños al año, así como formar al personal sanitario local y sensibilizar a las familias sobre la importancia de la inmunización y el cumplimiento de los calendarios vacunales, en línea con la estrategia nacional de vacunación.

Durante los últimos años, los pediatras al cargo de la clínica han podido comprobar cómo, sistemáticamente, acudían al centro niños con patologías evide haber estado correctamente vacunados. Así, este curso ha contribuido a favorecer que todos los niños, sin importar el lugar de residencia, accedan a una atención sanitaria integral.