Las urgencias por traumas casi triplican el número habitual en el Hospital Universitario de Torrejón por el temporal de nieve y hielo

El Hospital Universitario de Torrejón, gestionado por el grupo Ribera, ha recibido casi el triple de urgencias que un día normal causadas por caídas en las últimas 48 horas, como consecuencia del temporal de nieve y hielo en la Comunidad de Madrid. “Más del 50% de las urgencias son ahora de Traumatología, lo que supone un aumento muy importante con respecto a las urgencias diarias”, explica la jefa del Servicio de Urgencias, la doctora Paula Molina.

Estamos atendiendo más de diez veces las lesiones que requieren cirugía de lo que sería un día normal”, afirma el Dr Luis Sanz, jefe de servicio de Cirugía Ortopédica y Traumatología, que admite que “no están siendo días fáciles pero el equipo estamos dando el 110%”.

La Dra Molina ha asegurado que la mayoría de pacientes que están llegando a Urgencias son de mediana edad “porque las personas mayores han sido más prudentes y se han quedado en casa”. En general, explica, se trata de jóvenes y adultos hasta 65 años, sin problemas de movilidad previos, y que han sufrido una caída por el hielo y la nieve, “en algunos casos con fracturas mayores que requieren cirugía urgente, como de cadera, fémur y hombros”, además de contusiones fuertes que han obligado a ir a Urgencias. 

En el contexto del temporal que frío y nieve que ha colapsado la Comunidad de Madrid, la responsable de Urgencias del Hospital de Torrejón ha destacado “el compromiso de los profesionales, que han vuelto a dar el cien por cien, y se han ofrecido voluntarios para acudir a ayudar cuando se les ha necesitado”. Además, ha puesto en valor “la organización y la gestión del hospital de Torrejón, que ha sido impecable y que ha puesto todo de su parte, junto con los servicios de limpieza del Ayuntamiento y Protección Civil, para que los profesionales pudiéramos organizarnos los turnos y los pacientes pudieran entrar y salir del hospital”.

“Queremos llamar a la responsabilidad de la ciudadanía, que se extreme la precaución y limiten los movimientos”, señala el Dr Sanz. “Hay personas que han sufrido fracturas durante el fin de semana y están siendo tratadas ahora por el bloqueo de la logística y los transportes”, añade.

El problema añadido, explica la responsable de Urgencias, es que los hospitales tienen mucha presión asistencial como consecuencia del aumento exponencial de casos de COVID. “La hospitalización de pacientes COVID sigue creciendo, y aunque este otoño parecía que había menos casos graves, estamos volviendo a ver neumonías graves que requieren UCI. Y estamos muy preocupados por lo que puede venir aún”, ha añadido. “Ver la Puerta del Sol llena de gente, me helaba la sangre, porque esa imagen de hoy es el aumento de casos dentro de diez días. No nos lo podemos permitir, ni la población, ni los sanitarios. No puede haber más muerte ni enfermedad”, ha asegurado la doctora Molina, que apela al “sentido común para cuidarse y cuidar de los demás, que va mucho más allá de lo que nos puedan decir nadie”. “La manera más eficaz de parar esta situación es la responsabilidad individual, quedarnos en casa siempre que sea posible y adoptar las medidas de seguridad y distancia personal cuando vayamos a trabajar o salgamos por temas imprescindibles”, ha añadido.