Quantcast
Musicoterapia y emociones positivas en la unidad de cuidados

Musicoterapia y emociones positivas en la unidad de cuidados intensivos

Fundación Diversión Solidaria y el Hospital Universitario de Torrejón celebraron ayer por la tarde un encuentro dirigido a profesionales bajo el lema “Musicoterapia y emociones positivas en la Unidad de Cuidados Intensivos” en el que compartieron la experiencia de implementar un programa de musicoterapia activa en una Unidad de Cuidados Intensivos junto a Proyecto HU-CI, iniciativa internacional para la humanización de los cuidados intensivos.

En el encuentro, desarrollado en formato online, participaron la Dra María Cruz Martín Delgado, jefa de servicio de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Torrejón y miembro del Proyecto HU-CI, Berta Ramos González, supervisora de Enfermería de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Torrejón, Gabriel Heras La Calle, médico especialista en Cuidados Intensivos y creador del Proyecto HU-CI, Javier Alcántara, musicoterapeuta y músico, y María Parra, directora general de Fundación Diversión Solidaria. 

En 2017, la Musicoterapia llegó al Hospital Universitario de Torrejón de la mano de Fundación Diversión Solidaria con el objetivo de mejorar la salud de los pacientes ingresados en la UCI. A lo largo de casi tres años, y una vez a la semana, los musicoterapeutas de Diversión Solidaria, Javier Alcántara y Aránzazu Benítez Giles han acudido al centro durante hora y media para realizar sesiones individualizadas de unos 25 minutos de duración aproximadamente por paciente y siempre bajo supervisión médica. 

A lo largo de todo este tiempo hemos comprobado el poder de la música para mejorar los niveles de ansiedad, dolor, parámetros hemodinámicos y cambios emocionales en pacientes despiertos, sedados o parcialmente sedados", afirmó la Dra Martín Delgado, jefa de servicio de UCI en el Hospital Universitario de Torrejón. "Por ese motivo, hemos realizado un estudio en el que se han recogido datos con el fin de observar la incidencia de la Musicoterapia en el paciente y que demuestran que la música produce un efecto sanativo y que las sesiones también tienen beneficios en el estado de ánimo de los familiares que también forman parte de la terapia y les ayuda a gestionar sus emociones con el paciente, terapeuta y el equipo de la unidad. Es una nueva vía de expresión que les hace sentir que forman parte de los cuidados de su familiar”, añadió. 

Toda la experiencia de los profesionales que han participado en esta iniciativa se ha plasmado en la Guía para el diseño e implementación de un programa de Musicoterapia en una Unidad de Cuidados Intensivos, que se ha compartido con los profesionales que han asistido del encuentro. La guía es un documento muy útil que define cómo implementar dentro de la UCI un programa de musicoterapia, qué protocolos deben de seguirse y la importancia que tiene implicar al personal sanitario.

Para María Parra, directora general de Fundación Diversión Solidaria, “poder participar en el proceso de humanización del Hospital Universitario de Torrejón refuerza claramente nuestro propósito: entregar diversión y emociones positivas a quienes más lo necesitan; en este caso a pacientes ingresados en un entorno donde están expuestos a factores estresantes. Las sesiones de musicoterapia que desarrollamos mejoran la comunicación entre pacientes, pero también entre familiares y especialistas, así como el estado emocional. La música es claramente una herramienta terapéutica emocional”.

En el encuentro también se proyectó un vídeo en el que se recogen imágenes y testimonios de estos tres años de Musicoterapia en la UCI del Hospital Universitario de Torrejón y se hizo referencia a cómo desde el pasado mes de octubre, el equipo de la UCI y Diversión Solidaria afrontan el reto de retomar las sesiones de musicoterapia en la unidad en formato online. De forma diferente, con todas las medidas de seguridad, pero con la esencia de siempre.