La Unidad de Patología Vulvar del Hospital Universitario de Torrejón ofrece atención integral a la salud genital femenina

Desde hace un año y medio, las pacientes del Hospital Universitario de Torrejón cuentan con un servicio especializado en la salud íntima de la mujer a través de la Unidad de Patología Vulvar (UPV). Este equipo ofrece atención integral a la salud genital femenina de aquellas pacientes que los servicios de Dermatología y Ginecología consideran necesario. El acceso a la unidad se realiza tras una primera consulta ginecológica o dermatológica, derivadas desde Urgencias o desde otros servicios del hospital, ofreciendo así una atención más eficiente.

El perfil de las pacientes atendidas en esta unidad es el de mujeres de entre 50 y 60 años. Las patologías más comunes que la UPV atiende son el liquen, una patología crónica que se presenta con dolor, picor y sequedad vaginal, y la atrofia vulvo-vaginal intensa, que no responde a medicación con terapia hormonal y que impide mantener una vida sexual activa.

Bajo la coordinación de las jefas de servicio de Ginecología y Dermatología, la UPV está formada por dos dermatólogas y tres ginecólogas con una vasta experiencia en el área y un profundo conocimiento en la patología vulvar. Además, las facultativas de Ginecología están formadas en Sexología y Menopausia, lo que completa la atención que la paciente de la unidad requiere para el tratamiento de su patología.

La patología vulvar es muy heterogénea, por lo que la atención dual desde la UPV supone que estas pacientes acceden a los cuidados y tratamientos que necesitan en menos tiempo (de forma disciplinar) y de manera más directa”, afirma la Dra. Marta Ruano, dermatóloga del Hospital Universitario de Torrejón. También añade que “de esta manera, evitamos duplicidad de consultas y diagnósticos, y ofrecemos una atención completa desde el abordaje de Dermatología y Ginecología”.

Desde que el láser de CO2 comenzó a estar disponible en el centro en 2018, la UPV comenzó su andadura con consultas de alta resolución. Esto implica que, en la mayoría de los casos, a las pacientes se les realizan todas las pruebas necesarias en una única visita, evitando más desplazamientos innecesarios al hospital. Entre los tratamientos y pruebas disponibles se encuentran las biopsias, las pruebas de contacto con alérgenos, láser de CO2 y el ácido hialurónico. Además, la UPV se encuentra en pleno proceso de innovación con la próxima implantación de la terapia con plasma rico en plaquetas.

“En el caso de las pacientes con antecedentes de cáncer de mama que, debido a la medicación que suelen necesitar, la atrofia vulvo-vaginal aumenta y la administración de terapia hormonal no es viable, los posibles de tratamientos disminuyen considerablemente. Sin embargo, con técnicas como el láser, el ácido hialurónico, PRP y otras alternativas, es posible mejorar significativamente su sintomatología y su vida sexual”, explica la Dra. María Luisa Liberal, ginecóloga del centro.

Las consultas de la Unidad de Patología Vulvar están disponibles durante tres jornadas al mes, en las que todas las pacientes son atendidas a la vez por dos facultativas, una de cada servicio.

Actualmente la unidad tiene en seguimiento a más de 400 pacientes de las que, en el momento de su acceso a la unidad, aproximadamente un 97% no puede tener relaciones íntimas debido a su patología, lo que reduce muy significativamente su calidad de vida. Por ese motivo, el Hospital Universitario de Torrejón cuenta, además, con una Unidad de Salud de la mujer en la que dos ginecólogas expertas en sexología abordan los problemas relacionados con la salud sexual.